Las pruebas de glucosa en el embarazo

Las pruebas de glucosa en el embarazo, esa o esas pruebas que “nos gustan tanto”, ¿ves? esto es una de las cosas que nadie te dice antes de quedarte embarazada, lo “maravilloso” de sus pruebas…

Cada una lo vivirá de una manera, estoy segura que para algunas mujeres, es una experiencia que pasa por sus vidas sin más, fácil, ¡suertudas! aunque ciertamente creo que la minoría. Para mi fue una pequeña tortura, por eso os voy a contar mi experiencia con esta prueba de embarazadas.

El test de O’Sullivan, también conocido como prueba del azúcar, se hace normalmente  entre la semana 24 y 28 de gestación. Depende de la edad que tengas tendrás la gran oportunidad de disfrutarla una vez más. Hablo de las que tenemos más de 35 años, ea, nos ha tocado, hacemos la normal 2 veces.

La tortura consiste en ir en ayunas a que te saquen sangre y beberte un brebaje denso y asqueroso. Es una concentración de 50ml de glucosa, ésto si es la prueba del azúcar normal.

Después de bebértelo todo, bajo el ojo inquisidor de la persona que te ha sacado sangre y que te dice, venga no lo pienses, dale, en 5 minutos, ¡bebe!, te lo acabas y te levantas como puedes y dices ¿y ahora?

Pues a esperar, te dicen que no puedes andar, tienes que estar quieta. ¡Ni que me hubieran entrado unas ganas locas de bailar una jota!

Entonces te vas con resignación y el denso liquido en la garganta luchando por salir, rechazado por tu cuerpo, intentas buscar un sitio tranquilo y respirar… Como puedes, controlando al máximo para no vomitarlo todo como la niña del exorcista.

Al final pasó lo que tenía que pasar, me convertí en la niña del exorcista, lo vomité todo

Tuve que repetir la prueba la semana siguiente, por suerte la pude superar, ¿como? con mucha calma, relax, autocontrol y saber a que me iba a enfrentar me ayudó y limón! si, cuando te entran ganas de vomitar chupar limón ayuda.

Cual fue mi sorpresa que en el segundo trimestre, zas! te la repiten… pero iba ya con la lección aprendida y todo salió bien.

El asombro lo tuve cuando me dicen que tengo que hacerme la prueba de la curva larga porque ha salido 184 de glucosa en la prueba corta. Aquí me quede con la boca abierta diciendo: ¡en serio! pero si como super sano, madre mia no puede ser….

Y a por otra maravillosa prueba que me fui, siempre arropada por mi chico, menos mal, es un gran apoyo, ¡chicos! esta prueba es muy dura, acompañar a vuestras mujercitas, apoyarlas, se agradece, en serio.

Con la curva larga la historia se repitió… en el primer intento tardé 10-15 min en vomitar …, ¿que hice en la segunda para superarlo? Aparte de lo dicho anteriormente:

  • El día anterior cené bastante para no levantarme con tanta sensación de hambre
  • Pedí una camilla para tumbarme y estar todo lo tranquila que podía, nos dejaron estar en un cuarto con una camilla, un grifo e intimidad a mi marido y a mi
  • Echarme agua por encima y darme aire
  • La conversación con mi marido, su maravillosa habilidad para hacerme reír, me relajo muchísimo

La primera hora es lo peor, una vez superada, está chupado.

Todo hay que decirlo, es importante saber como reacciona tu cuerpo ante la sobrecarga de glucosa, es importante para que tu bebé no crezca sin control. Así que a por ello, ¡tu puedes!

Este es el kit del control de la glucosa en el embarazo

kit de glucosa en el embarazo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *